¡Miguel Roselló contra la masa!

27 Mar

Hay quien dice que soy un elitista pomposo que gusta de aficionarse a lo que no le gusta a nadie más para diferenciarse de lo que despectivamente llama “la gente”; que baso mis opiniones en justamente lo contrario a lo que piensan los demás si los demás son un puñado considerable de personas. Es algo a lo que debería acostumbrarme, pero no puedo cuando sé que no es verdad. No niego que muchas veces llevo la contraria a la opinión mayoritaria, que no estoy de acuerdo con ciertas “verdades por consenso”, pero no creo que lo haga más que cualquier otro, es sólo que… me gusta recrearme en esto. Sin embargo, cuando estoy de acuerdo con la mayoría, lo reconozco. Soy un ser despreciable que en el fondo prefiere estar en desacuerdo con la masa, pero trato de que en la práctica estos pensamientos oscuros no me traicionen y no condicionen mis gustos como tampoco me gustaría que me condicionase el miedo a la impopularidad.

Como ya digo, lo normal es que se me vea como ése tipo que lleva la contraria a lo que todos piensan sólo por fastidiar. ¿Pero cuánta verdad hay en esa visión? Cuando me pongo a pensar en mis propios gustos y en conversaciones que he tenido me doy cuenta de que tampoco soy tan plasta, y que hay muchas cosas en las que no estoy contra la mayoría, sino con ella. Así que, ¿en qué quedamos? ¿Estoy con la masa o contra la masa? Bien, ahora lo comprobaremos. He cogido las “verdades por consenso” que se me han ocurrido (seguro que hay más, pero no he caído en ellas) y las he agrupado con mi opinión, a ver cuál es el balance. No voy predispuesto a nada ni he dejado pasar un caso para manipular el resultado. Hay cosas que ni me molestaré en mencionar porque no son más que modas, como lo de decir que Padre de familia es mejor que Los Simpson, o porque en realidad sólo son obsesiones de quinceañeras que no merecen mi reclamada y valiosa atención, como lo de que Johnny Depp sea el mejor actor de universo conocido y por conocer; pero me temo que casi todo van a ser cosas de cine o de la tele. No caigo en “verdades por consenso” del mundo de la literatura, si os digo la verdad, y el mundo de los videojuegos es tan extraño para mí como la neurocirugía, así que, pese a que me arriesgo a parecer monotemático, esto es lo que hay. Para que el resultado sea lo más natural posible, he ordenado las afirmaciones en orden cronológico (es mejor que una aburrida lista que alterna un sí, un no, un sí y un no). Así que el hecho de que empiece de un modo tan estudiadamente polémico es en realidad totalmente casual. Hey-ho, let’s go.

¿Está bien traido el título o qué?

Kubrick es Dios: Polémicamente en contra. Si Kubrick es Dios, Michael Bay es… Bueno, de acuerdo, lo que iba a decir es pasarse tres pueblos, pero Kubrick no es ni la mitad de bueno de lo que el grueso cinéfilo dice. No niego que el tío es una figura apasionante, al fin y al cabo, en el árbol genealógico de influencias cinematográfica debe ser el único nombre que no está conectado a absolutamente nada: es una isla sin maestros ni deudores. Pero la mayoría de sus películas son auténticos peñazos: 2001 no debería estar en un cine sino en un museo (y usted también, doctor Jones), y Barry Lyndon no hay quien la trague. La naranja mecánica, es interesante pero está sobrevaloradísima. Espartaco es francamente buena y aguanta el tipo con una facilidad que despertaría la envidia de cualquier otro péplum de la época, pero podría haberla dirigido cualquier otro (y que nadie me venga con explicaciones, que me sé toda la historia del cabreo con Kirk Douglas). El resplandor antes me gustaba muchísimo, pero ahora la veo un poco esclava de ciertas virguerías técnicas novedosas por aquel entonces. Lejos de querer parecer un perro verde, creo que su única obra maestra es Teléfono rojo, volamos hacia Moscú, implacable sátira anticonspiranoide, y que su otra película realmente buena es La chaqueta metálica, un poco lastrada por su segunda mitad, sensiblemente inferior a la rotundamente perfecta primera parte. En resumen, que Kubrick no es Dios. Se siente, Caviaro.

¿Te crees mejor que Billy Wilder, mierdecilla barbudo?

El imperio contraataca es el mejor episodio de la saga galáctica: Secundo con violencia. No sólo es el mejor episodio de la saga, sino una de las mejores películas del cine moderno y una de las cumbres del cine de aventuras, espaciales y no espaciales. Resulta increíble ver cómo el guión de Lawrence Kasdan aúna a la perfección el espíritu de sana evasión del episodio IV con una enorme carga de simbolismo y profundidad psicológica, algo a priori contradictorio. Los mejores momentos de la saga están en El imperio contraataca, sin contar la incorporación de personajes lo suficientemente carismáticos como para ser aceptados de buen grado, como Lando, Bobba Fett y, por supuesto, Yoda, que todavía se porta como una rana chalada (por lo que hemos podido ver de su actitud previa en la nueva trilogía y a lo mucho que se tranquiliza una vez comienza a alternar con Luke, podemos intuir que se volvió así de loco por un retiro demasiado prolongado en Dagobah). Todo el mundo está mejor que nunca en esta película. Los actores (incluido el chimpancé al que le cogieron prestados los ojos para el holograma del emperador, y no es otra de mis bromas de monos), los propios personajes e incluso John Williams, que crea tal vez la mejor banda sonora que he escuchado en mi vida. El entusiasmo se le contagia hasta a Darth Vader, que ha sacado brillo a su casco hasta tal punto que ya no parece de plástico.

Muy listo, señor V.

Pulp Fiction es la mejor película de Tarantino: Secundo con violencia. En mi facultad (de Comunicaciones) los chavalines que entran en primero lo hacen con una idea firmemente grabada entre ceja y ceja: volverse unos entendidos en cine. E invariablemente sacan de la videoteca El club de la lucha, Trainspotting y Pulp Fiction, porque han oído por ahí que son películas importantísimas que hay que ver y aparentemente son las únicas must see medianamente recientes e indiscutiblemente populares, ideales para unos indecisos aspirantes a cinéfilos a los que lo demasiado antiguo y la amenaza de parecer bichos raros aún les asusta. Muchos sólo avanzan hacia American History X y ya se duermen en lo que ellos consideran los laureles, pero eso es otra historia. También está el hecho de que esos DVDs tienen tantos rayones de veces que han salido de la videoteca que ni el reproductor de Dios tiene narices de hacer que rulen; pero eso también es otra historia. El caso es que El club de la lucha aún la tengo pendiente por increíble que parezca, y Trainspotting es francamente imprescindible, pero Pulp Fiction es otra dimensión. A veces me dan ganas de decirle a esos plastas que no han visto más que los tres mencionados must see recientes y un par de cosas en blanco y negro (Sin City y La lista de Schindler) a los que se le llena la boca con halagos pedantes propios de expertos hacia la peli de Tarantino que Pulp Fiction no es para tanto, que el mejor Tarantino se quedó en Reservoir Dogs y luego se aburguesó y se limitó a repetir la fórmula en una estructura cíclica. A veces me dan ganas hasta de decir que Jackie Brown le da cien patadas a Pulp Fiction, sólo por llevarles la contraria, pero no me lo creo ni yo. Reservoir Dogs, aún siendo enorme, está un pelín por debajo de Pulp Fiction, y a Jackie Brown le queda mucho para dejar de ser tan solo una película interesante. Pulp Fiction es la hostia y la película más obvia de mi lista de las Diez Mejores Películas De Todos Los Tiempos. Y me quedo tan pancho.

Premio al que acierte a qué viene esta foto.

Trainspotting es la obra cumbre de Danny Boyle: Polémicamente en contra. O eso me gustaría decir (si es que en el fondo soy un pelmazo). Hace un tiempo lo diría con la voz muy alta, y no porque no me gustase Trainspotting, qué va, de hecho siempre me ha encantado. Más bien porque, también siempre, consideré Una historia diferente, la impopular incursión en terreno americano de Boyle con McGregor y Cameron Díaz que siguió a su película más famosa, algo mejor a ésta. Hoy no lo tengo tan claro, pero es cierto que ambas me encantan y que la genial peripecia del secuestrador torpón, la niña mimada y los ángeles psicopáticos merece una urgente revalorización. Banda sonora cañera, personajes caricaturescos, humor desquiciado y sentimientos llevados a extremos ingenuos, de cuento de hadas: puro Boyle. Pero claro, sin esa transgresión que tanto gusta a la muchachada tan dada a reivindicar las mismas tres o cuatro películas de siempre.

Todos a verla ahora.

El planeta de los simios es lo peor de Tim Burton: Secundo con violencia. Pero como me salen sarpullidos de reconocer que estoy de acuerdo con la mayoría, añadiré que Sweeney Todd no le va mucho a la zaga, y que Mars Attacks no es ni de coña tan mala como todos os empeñáis, que parece que no entendéis a Tim Burton. Pero lo de los chimpancés con armadura es un despropósito. Tim Burton es aquí menos Tim Burton que nunca, y como los actores realmente bien elegidos están enterrados bajo toneladas de maquillaje sólo nos queda fijarnos con desconcierto en Mark Wahlberg (modelo de calzoncillos) y Estella Warren (dos tetas con piernas), actorzuelos totalmente indignos del cine de Burton que parecen más bien asignados por McG. Hasta Danny Elfman parece haber compuesto la música con los pies, aunque lo cierto es que Elfman hace tiempo que no es el que era.

Tim Burton dejó a su novia por la protagonista de la película. No, por ésta no, por la otra, la chimpancé.

La constante es el mejor episodio de Perdidos: Secundo con violencia. Cuando acabas de ver un capítulo de Perdidos (o cualquier otra cosa) totalmente ajeno a opiniones externas y seguidamente sales a la calle para descubrir que la reacción de todo el mundo ha sido rotundamente idéntica a la tuya, sabes que estás ante algo prácticamente objetivo. La constante es inmenso. Un prodigio de escritura y manejo del complicado recurso de los viajes temporales, mezclado con áridas explicaciones matemáticas que en manos de estos fenómenos resultan apasionantes. En La constante se reveló finalmente el potencial de ese extraordinario personaje que es Daniel Faraday, potencial que yo vi desde que cayó del helicóptero y dijo “¿eres Jack?” y ahora todo el mundo tiene clarísimo (y ahora prefiero a Lapidus, hala). En La constante se elevó a la enésima potencia la cara más trágica de uno de los personajes más trágicos de por sí de la serie, el genial Desmond. En La constante la serie alcanzó su total madurez formal y narrativa. Qué más queréis.

Faraday, el mejor personaje de la serie.

El episodio de Perdidos de Nikki y Paolo es horroroso: Polémicamente en contra. ¿Por qué este odio? ¿Porque supone un parón en los acontecimientos principales de la serie? ¿Porque no se resuelven suficientes misterios, oh fans de Perdidos que medís la calidad de los episodios en función de los enigmas que se desenmascaran en ellos? Supongo que el episodio del tatuaje de Jack es mejor que éste, ¿no es así? Pues bien, ya va siendo hora de que alguien reivindique este divertido experimento, esta suerte de Alfred Hitchcock Presenta tropical que supone, nunca mejor dicho, un islote dentro de la serie. Los guionistas, Edward Kitsis y Adam Horowitz, se divierten creando, a la manera de la serie del maestro del suspense, una historia con principio y (retorcido) final, con personajes previamente desconocidos, o casi, que pasan una pesadilla condensada en cuarenta minutos a la que el resto del mundo es ajeno, para finalmente encontrar un destino irónico en un giro cargado del humor más negrísimo. Olvidaos de las cansinas constantes (ja, ja) de la serie, volved a ver este episodio dejándoos los prejuicios en la mochila y disfrutad de la ingeniosa peripecia creada para Nikki y Paolo (porque esto no se podía hacer, obviamente, con personajes consolidados). Además, en la tercera temporada SÍ nos podíamos permitir episodios de relleno.

Que sí, que éste es Paolo.

La escena del polvo de Watchmen es ridícula: Polémicamente en contra. Cuando vi Watchmen, ya en DVD, iba contaminado por la predisposición negativa a este momento, fruto de las unánimes críticas en las que predominaban las palabras “ridículo” y “vergüenza ajena”. Sabía qué canción era la que acompañaba a la escena en cuestión, así que en cuanto sonaron los primeros e inconfundibles acordes del Halellujah de Leonard Cohen me puse a la defensiva. Pero transcurrió la escena y por mucho que lo intenté, no encontré nada fuera de lugar. Sencillamente, no lo entiendo. No está mal filmada, los actores no están necesariamente peor que en cualquier otra escena (son los más flojos del conjunto) y desde luego la canción de Cohen no es inadecuada. Si acaso entiendo que no guste el momento en el que los dos llegan al orgasmo y la nave suelta fuego por sus tubos de escape alegremente, algo que recuerda a Agárralo como puedas más de lo que a Zach Snyder le gustaría. Pero por lo demás, no lo sé. Estoy desconcertado, amigos, y eso que la película no me pareció para tirar cohetes.

"A mí la escena del polvo sí me gustó."

Las Ruffles Yorkeso dan asco: Polémicamente en contra. Qué leches, están buenísimas. Como todos los demás sabores raros. Sois todos idiotas.

Qué hambre, leches.

Pues bien, aquí está todo. Sin duda alguna, cuando pulse “publicar” se me ocurrirán un montón de “verdades por consenso” que he dejado fuera, pero no soy muy del gusto de editar las entradas si no es para corregir algún lapsus ortográfico. Sí, ya, la de las Ruffles parece un tanto fuera de lugar, pero es algo que necesitaba decir ante la impopularidad de los experimentos que se suelen hacer en el universo de las patatas fritas (echo de menos aquellos Doritos Taco Latino). Con las demás se ve que tampoco estoy tan en desacuerdo con la masa, sino que más bien estoy en un término medio. Eso sí, gana la polémica por cinco a cuatro. Anyway, es posible que en el futuro publique una secuela con más jugosos casos de “verdades por consenso” a destruir o a apoyar. No es cuestión de desaprovechar un título tan ingenioso.

9 comentarios to “¡Miguel Roselló contra la masa!”

  1. hempfreud 27/03/2010 a 21:38 #

    bueno miguel, a ver si pones ya tu lista de 10 películas favoritas!

    hay gente que ya quiere poner ab aeterno al nivel de the constant JA ILUSOS como si tuviera mucho que ver…

    las ruffles york’eso gustarán aproximadamente al 10% de la población. yo creo que dependen de un sector de consumidores adictos a ellas.

    podría debatir si en perdidos cabe el relleno pero al fin y al cabo the constant es mas o menos un episodio relleno (mas revelador de los episodios que prometen partir internet por la mitad). y the constant me hizo coger kleenex.

    no conocía la polémica del polvo de watchmen. pero la verdad es que me envejece mal la película en la memoria. salvo por el relato de animación del naufrago a la kill bill.

    yo de tim burton solo salvo eduardo manos tijeras.

    trainspotting es heredera visual de LA NARANJA MECANICA (ladre, ladre)

    antes defendia el retorno del jedi pero ahora estoy contigo: EMPIRE FTW

    y si, pulp fiction es una película redonda. pero kill bill es ya tambien un clasico.

    y ahora comentame esto:

  2. Hustinetten 27/03/2010 a 22:06 #

    Yo echo tanto de menos las Ruffles pepinillo :(

    Totalmente de acuerdo con lo de Kubrick. Como dice mi hermano, hay que reconocerle el mérito técnico. Pero con 2001 me quedé frita, a Teléfono rojo no le pillo el punto, Eyes Wide Shut ídem (y además es aburridísima) y la Naranja también opino que está sobrevalorada.

    De Tim Burton casi que sólo conozco su obra hasta Mars Attacks (¿quién dice que es mala? No lo entiendo) y de Tarantino, Pulp Fiction y Kill Bill, así que no opinaré. De Danny Boyle creo que sólo he visto un corto y Sunshine, que me pareció flipante, con sus fallos y todo (tenía que decirlo, parece que casi nadie la ha visto o si lo han hecho, les ha dado igual). Perdidos no ha conseguido engancharme y también el Imperio es la que más me gusta de la trilogía galáctica. Lo de la escenita de Watchmen, pues a la altura del resto de la película, por lo menos hacía gracia, que ya es algo, porque vaya pestiño…

  3. Miguel Roselló 28/03/2010 a 0:09 #

    A mí me gustó mucho AB AETERNO. Estoy tan obnibulado por la mediocridad reinante esta temporada que no veo yo muy claro lo de ponerlo entre los mejores episodios de la serie como se está haciendo por ahí, pero sí es verdad que el capítulo cumple con creces a nivel narrativo, cosa que últimamente los señores Lindelof y Cuse se están pasando por el forro con demasiada tranquilidad.

    Y bueno, habéis comentado tantas cosillas que me da pereza ponerme a responder a todo… Pero así me gusta, comentarios con enjundia, leñe.

  4. ml 28/03/2010 a 15:11 #

    The Constat es un muy buen capítulo, si señor, de principio a fin. Al igual que con el de Nikki y Paolo también disfruté.

    AMO las York’eso, y dudaré seriamente del gusto papilativo del consumidorque le hga caras raras a esta deliciosa y no menos ingeniosa creación. De hecho yo pensaba que estaban muy bien aceptadas, muchas personas que conozco gustan de saborear estos aperitivos al ver aparecer de mi mochila una bolsa grande de yorkeso, aunque empiezo a dudar de que la gente simplemente le gusta todo lo gratuito/no suyo/sacado de una mochila/pueden invitarme, por mucho desprecio que le tengan al sabor, qué triste. Estoy contigo, Rose, echando de menos los “Taco Latino”.

    No he visto Pulp Fiction por muy increíble que parezca y no lo concebáis posible para un ser humano de estos tiempos, es por ello, Rose, que te reto a que en una violenta tarde de Risk, culminemos con cena viendola, o en su defecto El Club de la Lucha, la cual yo sí he visto y tu no.

    Me gusta Kubrick, pero no lo pondría como a un dios supremo, el único dios es Messi, y punto. Al igual que me gustó Trainspotting y La Naranja Mecánica, pero no las consideraría, de acuerdo contigo, a tantísimo alto nivel como se las pone.
    Por supuesto El imperio contraataca es maravillosamente genial, es por ello que, como ya se habló en su día y ciertas personas que no quiero nombrar se hecharon atrás, queda pendiente el reto de ver la saga completa de Star Wars, sí sí, en un día, aunque no haya que dormir, o haya que madrguar, como más gustéis.

    Espero impaciente más actualizaciones, “carapullo!” (como decíamos en primaria ^^) pa’ que veas que te sigo, y que por cierto te he puesto en los links de mi blog y te aconsjeo que leas la última entrada, conociendo tus gustos músicales, similares a los míos (y no, no es ironía, que estoy estudiando jazz, coñe, solo que yo oigo más cosas, se peude decir que soy más abierto) y te descargues y/o/u oigas el maravilloso proyecto que ahí muestro, te gustará si de verdad te gusta la buena música. Confío en tí, aun tengo fe en ti. Gracias.

    pd: perdón por el tostón, ala.

  5. Miguel Roselló 28/03/2010 a 21:47 #

    Coñe, ¿y yo no te he puesto en mis enlaces? Ahora mismo arreglo el asunto y entro en tu cuchitril. Y ya sabes, una llamada y montamos el tinglado riskero.

  6. rurmundo 07/08/2010 a 0:36 #

    HOLA>:-p SOY ANONIMO, RUFFLES YORKESO,PUAJJ LAS ODIO SU ASQUEROSO SABOR,SI NO ME GUSTAN NO LAS COMERE A ESTA BAZOFIA DE PATATAS Y A LOS QUE NO LES GUSTAN LAS RUFFLES YORKESO,TIENES QUE LLAMARNOS IDIOTAS¿TE GUSTA QUE TE LO LLAMEN A TI? NO MAMES MALEDUCADO,A MI PRIMO LE ENCANTAN MUCHO LAS RUFFLES YORKESO,Y YO LAS DETESTO,MI PRIMO TIENE DERECHO A COMPRARLAS TODAS LAS VECES QUE QUIERA,Y YO NO LAS COMPRO LAS RUFFLES YORKESO QUE PARA MÍ NO ME GUSTAN,Y YO SOY IDIOTA ,PORQUE YO NO LAS COMPRE TENGO QUE SER IDIOTA?PORQUE NO ME GUSTE UNAS ASQUEROSAS RUFFLES YORKESO? TE EQUIVOCAS,NIÑATO DE MIERDA,YO COMPRO GUBBLINS XTREME DE BARBACOA PICANTE Y ME ENCANTAN Y TU TIENES QUE LLAMAR ASQUEROSOS A LOS GUBBLINS XTREME? RAZONA IGNORANTE,TU NO ME PROHIBIRAS DE QUE YO COMPRE LAS GUBBLINS XTREME,TU NO PODRÁS IMPEDIRMELO,TU NO ERES EL DUEÑO DE TUS GUSTOS,¿TE GUSTA QUE TE LLAMEN A LAS RUFFLES YORKESO UNA BASURA DE PATATAS O UNA BAZOFIA DE PATATAS PORQUERIA? TU NO INFLUYES EN LOS GUSTOS DE LOS DEMÁS,AMIGO,PIENSA ANTES DE DECIR UNA COSA Y RAZONA,¿TE CREES QUE LO QUE TU PIENSAS QUE A LOS QUE NO LES GUSTAN LAS RUFFLES YORKESO SON IDIOTAS? PIENSALO Y YO DIGO MI EJEMPLO:-A LOS QUE NO LES GUSTAN LAS GUBBLINS XTREME,NO SON OBLIGADOS A COMPRARLAS,SOLO EN EL CASO QUE NO LES GUSTEN Y NO LES LLAMO NADA,PORQUE NO LES GUSTEN LAS GUBBLINS XTREME.PIENSALO,ME HAS OFENDIDO,EL MUNDO NO ES SOLO TUYO,SINO DE LOS DEMÁS,PIENSALO.Y LO DE STAR WARS ES UNAS PELÍCULAS DE CINE CREADAS POR STEVEN SPILBERG,Y ES SOLO TU FOTO,STAR WARS NO ES SOLO LA FOTO DEL MALVADO DARTWEIDER,SINO OTROS PERSONAJES.APRENDE PRIMERO CHAVAL,PIENSA Y DESPUES RAZONA,IGNORANTE

  7. monster inc is crying 19/03/2011 a 22:10 #

    las ruffles yorkeso las odio

    • colossusBlog 04/07/2012 a 23:49 #

      ¡Miguel! un placer volver a leerte y había entrado par de veces a leer entradas antiguas y a chequear por si habían noticias frescas de tu parte.
      Iba a decirte que yo y algunos compañeros vamos a dar charlas con respecto a la autoestima, inseguridad y miedo y el rechazo social hace mucho daño, sin embargo, uno no debe ser esclavo del entorno, precisamente de ese entorno que nos exige sin medida un cambio a las nuevas tendencias si o si, para no parecer un extraterrestre y yo adoro ser un extraterrestre, qué coño ¡Lo soy!.
      La sociedad es la peor enemiga y el mejor de los profesores pero, como lo primero es más certero, te diré que la gente gasta muy poca personalidad en cuanto a gustos se refiere y, gustan de creerse los amos porque copian personalidades.
      Muy famosas las frases “Yo lei el libro y estaba mejor” o “Yo escuchaba a Juanito Valderrama antes de que se conviertese en Punk gótico tántrico” y todo, es un plan absurdo por destacar entre una gente que es de todo, menos natural.
      Si tengo que pertenecer al selecto club de la gente que es un copia exacta de otra gente por no sentirse excluido, te dejo que me dispares a la cabeza sin darme tregua y teniendo en cuenta que trato a diario a esa gente, te diré que sentirse aceptados por copiar métodos sociables es solo una cortina de humo. Precisamente son ellos los que más perdidos se sienten y usan el peor de los recursos para encontrarse a si mismos,

      PD. Iba a poner un ejemplo sobre gente que te señala porque sus gustos no van acorde con los tuyos, pero el ser que tengo por encima mío me lo ha robado ¡Maldito seas! te tiraré cacahuetes y heces y no digo en qué orden…

      PD2. Quiero uno por navidad ¿Alguien sabe qué pilas usa? :D

  8. @VenetianVamp 14/09/2014 a 1:07 #

    Soy fan del que te ha comentado en mayúsculas sin criterio o gusto alguno por la gramática. A mí también me encantó “A life less ordinary”, puede que Danny Boyle sea mi director preferido, en realidad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: