The R Art: Jenny, el hada verde

31 Mar

Ya sé que publicando dos entradas en dos días no doy tiempo a que las digeráis. No es fácil asumir tanta genialidad a un ritmo tan endiablado, lo comprendo; pero me pregunto si algún día podré colgar aquí dibujos que no sean justamente lo que acabo de terminar. Tengo un impresionante archivo de wallpapers que ha ido creciendo desde hace diez años y de los que de vez en cuando me gustaría sacar algo a la luz de vez en cuando, pero no puedo si publico entradas de The R Art con la frecuencia con la que hago dibujos. Así que hoy voy a tomarme la licencia de publicar una segunda entrada de arte con el último dibujo que he hecho, con la intención de que los próximos que veáis sean cosas del baúl de los recuerdos, aunque sean bocetos.

Una vez más, mi identidad secreta, Retro Man, ha vuelto a hacer de las suyas. No puedo evitarlo: los cartelones que remiten a épocas pasadas me pueden. Ahí está mi publicidad de Guinness, el proyecto de cartel a lo Barbarella, y un póster que hice al más puro estilo serie B atómica de los cincuenta que tengo pendiente de enseñaros.  Ayer le tocó el turno a las hoy populares (gracias a los cansinos vendedores de láminas) ilustraciones publicitarias de la Francia más bohemia, la de Toulouse Lautrec, Erik Satie y el Moulin Rouge. Y qué mejor producto para captar esa atmósfera romántica que la absenta, el Listerine que no se escupe, bebida y fuente de inspiración de la inquieta Boheme y representada popularmente por el célebre “Hada Verde”. Dicho sea de paso, la absenta es la excepción a mi habitual antipatía hacia el alcohol (me da asquito, qué le vamos a hacer), porque lo cierto es que no está nada mal. Tampoco es que me pase el día bebiéndola, pero debe ser el único chupito al que me apunto si se da la circunstancia de que alguien los pide. Soy un tío duro y lo aguanto sin pestañear. Pero vamos con el dibujo:

Me doy cuenta de que ha sido un modo un poco brusco de presentar en sociedad a otra de mis chicas (quedan aún unas pocas en el tintero), a la que llamo Jenny por la persona en la que está inspirada. Normalmente no la dibujo verde y desnuda, y desde luego, no suelo ponerle alas de hada. Ni siquiera suelo dibujarla con el pelo tan largo. Mi primera intención fue utilizar a Belén, como guiño a su pasión por esta Francia bohemia y por la maravillosa película de Luhrmann, pero por alguna razón siempre me he imaginado a Jenny como la intérprete ideal del hada. Esto, unido al hecho de que desde 2008 no la había utilizado para ningún dibujo que hubiese pasado de simple boceto a lápiz (sin contar con que Belén ya tiene su propio cartel publicitario retro), me llevó a decidirme por ella. Aquí la podéis ver de una guisa más terrenal, en precisamente el último dibujo terminado del que hablo:

Como es de suponer, no me he inventado el cartel. Como pasó con la pinta de Guinness, lo he basado en un anuncio real, en este caso uno muy popular. Sin embargo, lo que más me apetecía era dibujar al carismático (¿o es la carismática?) hada verde, así que tomé el modelo del cartel y puse en el centro a quien a mí me dio la gana. La pose del hada en sí la basé en otra imagen que mejor no enseño, porque era un verdadero engendro hecho en el ordenador con el que Video Brinquedo hace sus películas.

Dado que ahora mismo ando lejos de mi escáner he tenido que recurrir al engorroso truco de poner el folio con el dibujo en el aire frente al ordenador y sacarle una foto con la webcam. Una pésima base para dibujar encima con el Corel, pero peor aún para enseñarla, así que os quedáis con las ganas. Próximamente otra entrada normal y corriente, en la que probablemente os explique a todos muy despacito por qué el capítulo de Richard de Perdidos es más recomendable en versión doblada. Pero no adelantemos acontecimientos, disfrutad del cartel del Hada Verde, que me ha costado mucho hacerlo y ha quedado francamente bonito.

Truth, Beauty, Freedom and Love.

Una respuesta to “The R Art: Jenny, el hada verde”

  1. Jose 01/04/2010 a 0:49 #

    Aún recuerdo tu primer chupito de absenta. Fuiste el único que quiso acompañarme, y creo recordar que después cayó otro de una mezcla de tequila, martini rosso, granadina y tabasco que sirven bajo el nombre de Metallica en ese bar heavy que sueles llamar agujero de mugre y podredumbre o cosas por el estilo. Muy buenos los dibujos, gracias a ellos he recordado que esa chica existía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: