The R Art: ¡¡¡Jeeeeeeessie!!!!

13 Jun

En un tiempo en el que mi catálogo de chicas se limitaba a las ya familiares Maca y Nora, mis nenas florero por antonomasia, si un tercer personaje femenino iba a hacer su entrada tendría que tener motivos de peso para ello. Maca y Nora eran francamente cortitas, la primera más que la segunda; y ambas estaban muy buenas pese a ser bajitas y estar un pelín rellenitas, la primera más que la segunda otra vez. La única diferencia verdaderamente significativa entre ambas era el mal carácter de Nora. De ahí que la entrada de una tercera fémina debiera aportar interesantes variantes. ¿Un personaje cuyo interés residiera en cuestiones menos superficiales o menos ofensivas para el bello sexo, tal vez? ¿Una hembra pensante o de carácter complejo, quizá? ¡No! Si Maca y Nora estaban buenas pese a su aspecto rechoncho, ésta lo estaría aún más al ser delgada y tener un cuerpazo en el sentido más habitual de la palabra. Si Maca y Nora eran cortas de luces, ésta sería directamente estúpida. Y si Maca y Nora eran caucásicas, ésta tendría rasgos asiáticos, como cuando McG eligió a Lucy Liu como tercer ángel de Charlie para luchar contra la marginación racial (eso sí, estaba casualmente igual de buenorra que las otras dos). Para rematar la jugada, le puse un nombre reminiscente de la chabacanería de los barrios más bajos de este país: Jessie. Ya tenía a mi tercer personaje femenino.

Jessie era un personaje sin más personalidad que la actitud perpetuamente histérica que demostraba en todos los dibujos que hice de ella (de ahí el título de la entrada, tal y como lo hubiese escrito ella). Su misión era ser estúpida, gritar y reírse como una histérica y estar tremendamente buena. En este sentido, Jessie no cambió en absoluto cuando rediseñé a todos mis personajes y les di una función en el universo que estaba creando. Siguió siendo exactamente igual. Sin embargo, por fuera requería una actualización a fondo. Durante la época del rediseño, para Maca y Nora encontré referentes en la madre de Dexter y demás personajes de Cartoon Network. Jessie requería otra cosa. Algo más acorde con su personalidad. Y finalmente encontré el referente perfecto… porque al fin y al cabo Jessie era ya prácticamente una Bratz. Hasta entonces Jessie había gozado de un impersonal peinado: pelo largo y una felpa perpetua. Para su nuevo estilo, que es el que podéis ver ahora, tomé como modelo a una Bratz que encontré en un catálogo de juguetes que resultó ser exactamente lo que andaba buscando. Mi idea era convertir a Jessie en una de esas chicas japonesas pasadas de rosca y vestidas con colores extremadamente chillones que normalmente sólo verías junto a una máquina de Dance Dance Revolution, y aquel peinado parecía encajar a las mil maravillas con esta imagen. Pelo corto y coletas en todo lo alto. Por si no fuera aún lo bastante excesivo, tras algún dibujo de prueba le añadí mechas rosa fucsia. Las pupilas gigantescas y la naricilla son una herencia manga; en este mundo de dibujos animados tan básico por el que me gusta moverme, una chica oriental ha de parecer por narices sacada de un shojo.

Uno de los primeros dibujos que hice de "la nueva Jessie", en 2006. Veréis que aún no tiene las mechas.

Así pues, Jessie es una Bratz con rasgos anime que produce epilepsia con sólo mirarla. Me divierte vestirla de chándal para hacer honor a su espíritu DDR, pero también ponerle la ropa que se pondría una quinceañera calentorra para salir de marcha. No es algo que en lo que haya pensado mucho, pero supongo que esta chica no debe pasar de los diecisiete, frente a Maca y a Nora, a las que siempre he considerado un pelín mayores     que ella (pero dos años como mucho, en lo que a mí respecta todas están aún en el instituto, probablemente unos cuantos años por detrás de lo que les correspondería). Ah, por cierto, os sorprendería ver lo que ha cambiado esta chica desde que la dibujé por primera vez allá por el 2000, su evolución ha sido tal vez la más drástica de todas. Próximamente, cuando tenga lista la entrada sobre la evolución de mis chicas, podréis verlo con vuestros propios ojos.

Jessie es probablemente, de todas mis chicas, la más sexy en el sentido más convencional de la palabra. Es una adolescente buenorra y estúpida, y ni siquiera tiene la peculiaridad de un físico inusual para una chica sexy, como ocurre con Maca y con Nora. Es deliberadamente excitante, pero no en el sentido paródico con el que dibujo a las otras dos, sino en otro más, digámoslo así, intolerable. Jessie es el tipo de personaje al que, si saliese en la tele, las niñas de doce años inevitablemente querrían imitar, contribuyendo a que el mundo esté lleno de furcias cada vez más jóvenes.

La terrible verdad es que Jessie, como todas mis chicas, está basada en alguien real, de mi clase de secundaria. Y… ay, amigos, qué buena estaba. La Jessie real era un sueño, una especie de Britney Spears de catorce años con un aura indescriptiblemente sexual. Tan cani como su nombre indica, sí; tan lerda como su equivalente dibujado, de acuerdo; pero cómo estaba la tía. No la dibujé tan descaradamente sexy por causalidad, pese a que la de verdad era rubia.

El último dibujo de Jessie hasta la fecha. Nunca me pongo de acuerdo con el lado de la raya en el pelo de esta chica.

Como bonus ajeno al tema de la entrada de hoy, os traigo un estupendo dibujo que hice poco después de escribir sobre Elsa, a cuento de lo que comenté sobre lo mucho que evitaba en su día dibujarla en escenas eróticas. Hacer este dibujo sencillamente me ha encantado, Elsa también tiene su lado sensual y a veces le gusta sacarlo a relucir. Aunque sea en dibujos de inspiración deliciosamente retro.

7 comentarios to “The R Art: ¡¡¡Jeeeeeeessie!!!!”

  1. Señor E 13/06/2010 a 19:51 #

    Imaginación desbordante, Miguel. Nunca he sido partidario de la belleza oriental tipo Lucy Liu, cuestión de gustos, pero si ha habido alguna que otra muchacha oriental que me ha gustado muchísimo y no precisamente dibujada en manga/anime.

    ¡Qué demonios! A mí me encanta la voluptuosidad pero bien hecha y con curvas como carreteras. Yo también he hecho alguna que otra chica curvada pero lo malo es que tengo un maldito scáner. Como he tenido más costumbre manga o anime pues me salen con un estilo similar. Eso sí yo he llegado a hacer chicas sin estilo manga, una de ellas basada en, no estalles como Belloq ni pongas gifs de Toht o Dietrich derritiéndose, Megan Fox. Aunque al igual que tú también las he basado en chicas que he conocido en el mundo real.

    Hasta otra.

    PD: En mi opinión, Elsa es preciosa y veo aires de Betty Boop y Anne Hathaway en ella. Es más, me recuerda a la Hathaway de Historias de San Valentín. Si no la has visto aún, ya verás por qué.

  2. Miguel Roselló 13/06/2010 a 19:59 #

    Elsa es preciosa porque le tengo un cariño especial ¡y eso se nota en el acabado!

    Si no tienes escáner, usa la solución del vago, que es la que uso yo cuando me da pereza poner el escáner… Pon el dibujo frente a la webcam y saca una foto.

  3. Jose 13/06/2010 a 20:56 #

    Buenas. Me ha encantado el post, y me ha llenado de nostalgia de macarras de instituto al recordar aquella jungla que fue tercero de la ESO. Por otra parte, y sin que venga a cuento, a ver si te veo un día de éstos, que tengo un recuerdo de Mestizaje para tí, cortesía del gran Edu.

  4. Hempfreud 14/06/2010 a 0:16 #

    mientras tanto, una figura demacrada femenina a lo monster da a luz a su quinto hijo mientras friega los restos de pizza del clan:
    -joooooooooooshuaaaaaaaaaa saca la palangana y las estijeras que ma venio el cashorro.

  5. Jose 14/06/2010 a 1:07 #

    Hempfreud, supongo que sabes lo proféticas que son tus palabras, pues creo que la Jessie original tiene un hijo de dos o tres añitos. Joder, me estoy convirtiendo en una puta maruja.

  6. Miguel Roselló 14/06/2010 a 12:59 #

    Pese a arriesgarme a convertir esto en el foro del patio de vecinas, diré que he visto a Jessie un montón de veces con su niño, trayéndola del colegio y eso… Ella ha pasado por diferentes estados físicos, como la verdadera Britney Spears, algunos espectaculares y otros totalmente decadentes. Sus días canis han pasado a la historia, por lo visto ha abrazado la moda más pseudopija (las mallas marrones y esas cosas).

    Audrey bendiga sus días canis.

  7. Jose 14/06/2010 a 23:00 #

    Se me ha caído un mito,no soy capaz de imaginármela pseudopija…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: