Tendencias (y cejas)

10 Sep

El mundo se mueve por rachas. También el mundo de los carteles de cine. A veces, entre tanto poster estándar con los caretos photoshopeados de los protagonistas de la que promete ser la comedia romántica del año se cuela una propuesta inteligente, novedosa, o al menos llamativa. Y como por arte de magia, apenas un año después ya estamos saturados de la propuesta inteligente, novedosa y al menos llamativa hasta las narices, porque hace bastante que dejó de ser cualquiera de esas cosas. Sale un cartel ingenioso y nos falta tiempo para contar los veinte plagios de la idea que han surgido al momento. No hace falta que os recuerde lo que ocurrió con el legendario cartel de El show de Truman. A los pocos años estábamos de mosaicos que-de-cerca-no-se-ven-pero-de-lejos-forman-la-cara-de-la-estrella-de-la-función hasta el gorro, por mucho que vendiesen una y otra vez como algo nuevo por usar flores en vez de fotogramas, o caramelos o fundas de condón usadas. Resulta frustrante que ahora no logre acordarme de ninguno salvo del de El señor de la guerra, con el gigantesco y deprimente rostro de Nicholas Cage formado por balas en primer plano.

Lo inexplicable es que a veces las tendencias surgen de una idea no especialmente destacable. Seguro que todos recordáis al menos un cartel de comedia romántica en el que la entrañable pareja protagonista aparece en actitud como de amable reprobación el uno por el otro, flotando en un fondo blanco o neutro. Aquí podéis ver a la repulsiva Sarah Jessica Parker empujando al siempre incorregible Matthew McConaughey sobre la vasta nada:

Lo mismo puede decirse de Sandra Bullock (follable, ya no tiene sentido que lo siga negando) y Ryan Reynolds, condenados a odiarse en el vacío absoluto tras destruir el tejido mismo del espacio-tiempo.

Dediquemos unos segundos al cartel que comenzó esta epidemia, el que presenta a Richard Gere y a una modelo de cuerpo perfecto con la cara de Julia Roberts superpuesta en Pretty Woman.

Y cómo no, al del autoplagio que firmó Garry Mashall diez años después, Novia a la fuga.

Tendencia detestable, sin duda, pero no tanto como la que asola las carteleras en estos oscuros tiempos de falso cine independiente. Hace décadas, cuando el concepto no se había devaluado, el cine independiente era precisamente aquel que se hacía al margen de los estudios, tratara de gente repudiada, de zombies, de atentados terroristas o de naves espaciales. Por alguna razón, hoy día “independiente” ha pasado a significar “historias sobre gente marginal, familias desestructuradas o metáforas en forma de manchas de semen en una sábana, con obligatoria presencia de al menos un personaje que toque la guitarra eléctrica de forma muy enrollada y alternativa, varios objetos con el símbolo Convers y diálogos irrealmente guionizados y referenciales”. Curiosamente a nadie parece importarle que estas películas se produzcan en el seno de los grandes estudios, en forma de engañosas subsidiarias tipo Fox Searchlight con las que el cine independiente de verdad ya no tiene sitio ni en Sundance, el festival más corrompido de la historia del cine. Su público pedante y desaliñado se contenta con sus historias pequeñas (perdón, intimistas) llena de tics reconocibles, entre los que destacan sus pósters. A otros sectores de la sociedad se les atrae al cine poniendo explosiones en los carteles, letras en fuente Impact y algún que otro culo jugoso; y a éste se le atrae con ilustraciones que parecen calcadas de una foto por un niño de cuatro años, con su trazo tembloroso, sus collages supuestamente a mano y sus colores vistosos.

Una cartel como éste de Un lugar donde quedarse es suficiente para atraer a espectadores con gafas de pasta ávidos de emociones fuertes en el sentido más íntimo de la palabra. Un cartel como éste es una promesa de miradas nubladas a ritmo de The Shins, conflictos emocionales que podríamos tener nosotros pero no tenemos e incluso alguna secuencia realizada en animación feísta. Si en el reparto figuran caras como la de Peter Starsgaard o Joseph Gordon-Lewitt, hemos hecho pleno. Hablando de Gordon-Lewitt…

Malditos espectadores alienados con sus burdas películas de acción y sus carteles siempre iguales. Mejor me voy a mi cine en V.O. para ver Juno, las letras temblorosas del poster indican un presupuesto pequeño.

Flight Of The Conchords, una serie que probablemente no veré en mi vida, también tiene su terrible cartel con pinta de recortable y letras dibujadas por el hijo de alguno de los creadores, en un alarde que sería de máxima originalidad si no se hubiese hecho doscientas mil veces antes.

Y lo mismo puede decirse de Rebobine, por favor, aunque en este caso y sin que sirva de precedente, el aspecto del poster (suecado) está realmente justificado por el argumento.

Por el bien de mi salud mental, pasemos a otra tendencia reconocible. El maestro del cartel Saul Bass realizó en su carrera algunos de los mejores posters con los que ha tenido el honor de contar una película. Anatomía de un asesinato, Vértigo y El hombre del brazo de oro son excelentes ejemplos de sus dibujos esquemáticos, de aire icónico y deliberadamente toscos. Pese a que estuvo realizando títulos de créditos hasta que se murió en el 95 (su testamento fueron los créditos de Casino, nada menos), sus labores como cartelista terminaron a principios de los ochenta. Y hete aquí que en pleno siglo XXI se han puesto de moda los carteles al estilo Saul Bass. Aunque la sorpresa desapareció hace tiempo (más o menos una vez al año a alguien se le ocurre ilustrar su película con un cartel a lo Bass), la calidad de muchos de estos carteles justifica por sí sola esta moda, que aunque ha explotado en estos últimos años, tiene un precedente en el cartel de Camellos, de Spike Lee, explícito homenaje a Anatomía de un asesinato.

Quemar después de leer, de los Coen, contó con un genial póster que evidentemente no fue el que decoró las marquesinas de las paradas de autobús (la mayor pesadilla de un ejecutivo de Hollywood es tener una película llena de estrellas y que no aparezca en el cartel la cara de ninguna de ellas).

El ejemplo más reciente que conozco es éste, El soplón, con Matt Damon, bastante simpático pero no tan bueno como otras imitaciones saulbassianas.

Éste sí me gusta más. In the loop, aparte de este genial póster a lo Bass, tiene un puñado de carteles-por-personaje cortados por el patrón de la ya clásica ilustración Yes We Can de mi buen amigo Barack.

Pero he dejado el mejor de todos para el final. Si alguien me dijese que este cartel de Antes de que el diablo sepa que has muerto fue dibujado por Bass en los sesenta, me lo habría creído. Genial, minimalista, certero.

Un bonus para esta sección son carteles no oficiales, dibujados por fans con talento que demuestran la admiración que aún hoy sigue suscitando el trabajo de Saul Bass. Estos dos de Perdidos son magistrales:

Y éste de El caballero oscuro es igualmente curioso:

Yo también he sido siempre muy fan de la obra de Saul Bass, y hace dos años tuve por fin la oportunidad de rendirle mi homenaje personal con el cartel que dibujé para el estreno de la última obra de teatro de mi ya extinto grupo, Marque R para Roberto.

(Compra Loom hoy mismo. Fin del corte autopromocional.)

Para terminar vamos con la tendencia más terrible de todas. Posiblemente más que la de los carteles indie. Me refiero, amigos al temible ARQUEO DE CEJAS. Ese terrible recurso del cine de animación que desde el cartel ya nos adelanta lo graciosetes, irreverentes, referenciales y desvergonzados que van a ser los protagonistas de la aventura. No habrá descanso entre guiño pop y guiño pop. No habrá tregua. Incluso es muy probable que en algún momento nuestro alocado protagonista se arranque a bailar hip hop o algo de Sir Mix-A-Lot. Este recurso ha sido prácticamente monopolizado por la siempre temible DreamWorks, dejando las migajas para otras compañías que subsisten de seguir sus pasos. Para los que aún no sepan de qué estoy hablando, tenemos con nosotros a Dwayne Johnson, alias The Rock, que se ha ofrecido a hacernos una demostración.

Gracias, Dwayne.

Como decía, Dreamworks ha usado y abusado del arqueo de cejas, sin dar señales de ir a abandonarlo en un futuro cercano. Pero por qué explicarlo si puedo mostrarlo. Aquí tenemos al irreverente protagonista de Vecinos invasores vendiéndonos su ácida personalidad.

Lo mismo puede decirse de la abeja que nos arrancará mil carcajadas durante la siguiente hora y media en Bee Movie. Miradle la cara. ¡Es un sinvergüenza, vamos a ver qué es lo siguiente que hace! Cheeky bastard!

En el siguiente cartel de Monstruos contra alienígenas los lectores deben probar su agudeza visual. ¿Dónde está escondido el ARQUEO DE CEJAS? ¿Seréis capaces de hallarlo?

En el cartel de Kung Fu Panda nadie arquea las cejas, o al menos no demasiado, así que manipularé la información para reforzar mi teoría poniendo una ilustración en la que Po sí arquea las cejas.

¡En Shrek también ocurre! ¡Mirad ahí abajo! ¿Cómo? ¿Que es una burda alteración realizada por mí para dar fuerza a mis argumentos? ¡Calumnias!

Dejando de lado momentáneamente a DreamWorks, la terrible parálisis también se ha adueñado del entrecejo del elefante protagonista de Horton. Quizá no deberíamos reírnos. A lo mejor es una enfermedad grave y Horton está sufriendo un indecible dolor en su atrofiada frente.

El futuro del ARQUEO DE CEJAS no puede ser más halagüeño. En la inminente Megamind tendremos una dosis nunca alcanzada de irreverencia, dado que en su cartel el ARQUEO DE CEJAS se lleva a la máxima potencia, poniendo a los dos protagonistas la dichosa expresión en primerísimo plano. Demasiado arqueo de cejas para un ser humano.

¿…O no?

Arqueo de cejas. Arqueo de cejas. ARQUEO DE CEJAS. Con esto terminamos por hoy. Es evidente que me he dejado en el tintero otras terribles tendencias del misterioso mundo de los carteles de cine, pero las que he enumerado resultan bastante esclarecedoras. Y creedme, no queréis ver una recopilación de carteles caracterizados por un primerísimo plano de la cara de acelga de Nicolas Cage, que los hay a montones. Que la fuerza os acompañe.

15 comentarios to “Tendencias (y cejas)”

  1. Alejandro Candela Rodríguez 10/09/2010 a 15:49 #

    Interesante (y descojonante XD) como siempre, Señor R.

    Ya que estamos, quisiera compartir con vuestra merced el que a la tierna edad de 12 años pensaba que era el poster más guay que había en el mundo:

    (Viéndolo otra vez, sigue molando un huevo)
    Un día me dio por compararlo con sus versiones antiguas

    y a partir de entonces fue cuando empezó mi gusto por… bueno, estos:

    • Miguel Roselló 10/09/2010 a 23:48 #

      Es que el poster de GODZILLA era LO MEJOR para un criajo de nuestra edad por aquel entonces. Me impresionaba particularmente el tamaño de Godzilla, que por los edificios y coches que se veían alrededor, tendía a infinito. Evidentemente, cuando vi la película y la lagartija encanijada que se escondía tan fraudulento cartel, pillé un mosqueo de tres pares de narices. Larga vida a Mothra, coñe ya.

  2. Jose 10/09/2010 a 18:39 #

    Muy bueno. La parte de Saul Bass me ha recordado un par de cosillas. Lo primero fue al leer lo de Casino. recordé como me sorprendió que Joe Pesci pueda hacer de matón y llegar a dar miedo. Lo segundo, recordé los títulos de crédito de “Atrápame si puedes”, que me recuerdan también mucho al estilo de Saul Bass.
    En cuanto a las tendencias de los carteles, me sorprende que no hayas arremetido contra las de tipò “Transporter” (el protegonista en blanco y negro y una llamarada de fondo dándole más tensión al asunto). Te juro que he llegado a ver hasta en tres películas diferentes el mismo cartel con las caras cambiadas (y no eran las de la trilogía de Statham): alguien saltando en el aire y apuntando con dos pistolas hacia la izquierda con una llamarada justo en el centro.

    • Miguel Roselló 10/09/2010 a 23:42 #

      No te voy a mentir. Lo que pueda faltar en la entrada falta porque he estado MUY VAGO escribiéndola.

  3. Consigliere 10/09/2010 a 23:09 #

    Sólo tú podrías fijarte en el maldito arqueo de cejas!!! JAJAJA

  4. Manu 13/09/2010 a 13:58 #

    Bueno, en estos casos la calidad de los carteles no siempre va pareja a la de la película, ¿no?
    Porque 500 dias juntos a mi me pareció aceptable, cosa que no puedo decir de “In the loop” (otra película inglesa crítica con la política en la que termina dándote igual si hay guerra o si no) ni de “Antes de que el diablo sepa que has muerto”…

    Es diferente a las películas con fondo blanco y letras rojas:

    http://media.photobucket.com/image/scary%20movie%204/rubsurf17/scary-movie-4-poster-1.jpg?t=1193011059

    O a esas grandes peliculas de accion con el titulo inclinado hacia arriba:


    http://imagenes.estoescine.com/cartel/2763.jpg (en esta encima sale Tom Sizemore, asi que película mala garantizada ^^)
    http://elcatalogo.files.wordpress.com/2009/05/shoot-em-up-2007.jpg (esta tiene sobradas varias del estilo de cortar un cordon umbilical con un disparo, pero le rebajo la pena por salir Clive Owen y porque me pillaria en un dia de “sabias a lo que venias!”)

    Y de este estilo tambien las hay a patadas (lástima que ahora no caiga en ninguna otra), y por lo general suelo mirarlas con cierto recelo:

    • Manu 13/09/2010 a 13:59 #

      :O Pendiente de moderación!! Sois unos nazis!!

      • Miguel Roselló 13/09/2010 a 15:53 #

        La referencia te da mil puntos, mas cincuenta porque me ha hecho reirme de verdad (es muy fácil mentir tras un xD o un “jajaja”).

    • Miguel Roselló 13/09/2010 a 15:57 #

      Pfffff, vuestros comentarios le dan cien patadas a la propia entrada. La de los títulos de acción inclinados es genial.

      (Pd.: Si adjuntais más de un link en los comentarios, atenéos a la brutal política de moderación de wordpress.)

  5. Manu 13/09/2010 a 22:42 #

    Ah! Y otra cosa que he recordado hoy estudiando…
    “A lo mejor es una enfermedad grave y Horton está sufriendo un indecible dolor en su atrofiada frente.”
    Viniendo de ti casi apostaría a que ha sido con intención, pero para disipar dudas, ¿te referías a esto, no?
    http://www.portalesmedicos.com/publicaciones/articles/167/1/Cefalea-de-Horton.html

    • Miguel Roselló 14/09/2010 a 12:30 #

      Esto ha sido una casualidad tan grande e inquietante como el mismo planeta Tierra.

  6. Manu 01/10/2010 a 6:47 #

    Nuevos arqueos de cejas :D
    http://www.elmulticine.com/carteles2.php?orden=4546

  7. Miguel Roselló 01/10/2010 a 15:42 #

    No, en RAPUNZEL también no… ¡EN RAPUNZEL NO!

  8. vinzalmenariel 28/02/2011 a 0:32 #

    Lo del arqueo de cejas es algo que yo también me he fijado , y es una CÁNCER para el
    cine de animación . Hasta en la propia ”Enredados” adoptan expresiones de malotes.
    Por no dejar atrás ese Pascal con actitudes de gorila de discoteca ….
    Ya digo que en una década esa tendencia terminara por ser más ridícula aún , si no lo es ya para el grueso de la gente (Aunque lo dudo , por que si vas a ver una peli de ”dibujitos” que mejor que los personajes sean todos unos FUCKERS , no? ) . Me rio por no llorar.

    Por lo normal , si la pelicula es adornada con carteles de fondo blanco y letras rojas, será al noventa por ciento de las veces , una pelicula anodina , facilona y lejos de espectacularidad cinematográfica de cualquier índole. De eso al telefilm los separan la celebridad de sus actores , (jennifer aniston en el cincuenta por ciento de las veces).

    Y que me decís de la moda ”love actually” , se democratiza al pleno del reparto en el cártel para remarcar el tono familiar del film . Bueno , vale , en love actually estaba justificado al ser una pelicula que aúna diversas historias.
    http://www.hoycinema.com/Porque-digo-yo-2007.htm

    http://www.zonadvd.com/modules.php?name=News&file=article&sid=4458

    Esta tendencia no me molesta tanto ciertamente , es práctica y tal , pero es que no soporto a la gente adopte una tendencia en plan ”copia y pega”. Vergonzoso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: